La Actividad física

Caminar puede ser un buen ejercicio si se hace correctamente, es de intensidad moderada y accesible a casi todas las personas, cualquiera sea su condición física inicial sabe hacerlo, es seguro y no hay que trasladarse a un lugar específico para practicarlo. Se puede hacer sin un equipo especial, solo o acompañado, todo el mundo.
Además, se puede introducir en la vida cotidiana sin alterar las costumbres ni hábitos de las personas.

Beneficios de la caminata

Los beneficios corporales de realizar una caminata diaria de 30 minutos se traducen en beneficios cardiovasculares en cuanto a una menor frecuencia de infartos de miocardio, diabetes del adulto, accidentes cerebrovasculares e hipertensión arterial.

La actividad física moderada ha mostrado beneficios en la osteoporosis, la artritis y también efectos sobre el peso y los lípidos aunque más modestos. Además, es buena para la mente, ya que hay cierta evidencia de que el ejercicio moderado ayudarán en la depresión y en ciertos estados de ansiedad.

NUTRI-SECRETOS

 COCINA SALUDABLE

  • Rehogados y salteados. En el caso de las preparaciones que requieren el rehogado de vegetales como cebollas, ajíes, tomates, berenjenas, una opción saludable es evitar este paso cocinando las verduras al horno, con cáscara, envueltas en papel de aluminio.
  • Caldos. Para reducir su contenido graso, una buena opción es dejar enfriar el caldo en la heladera cubierto con film y luego retirar la grasa de la superficie.
  • Enlatados. Para disminuir el contenido de sodio y azúcar de estos alimentos, volcarlos en un colador y lavarlos con abundante cantidad de agua.
  • Preparaciones sin sal. El jugo de limón, el ajo picado y las especias aromáticas, como orégano, laurel, salvia, romero, tomillo, ciboulette, son aliados esenciales para realzar el sabor de estos platos. Otra opción es mezclar queso untable light con mostaza en polvo.
  • Vinagreta abundante con poco aceite. Prepará el aliño con una cucharada de aceite, tres de agua y tres de jugo de limón, aceto balsámico o vinagre. Mezclá enérgicamente e incorporá en un rociador. Así obtendrás ensaladas bien húmedas consumiendo menos aceite.
  • Gratinado sin queso. Los quesos utilizados para gratinar son los de mayor contenido graso. Por eso, para obtener una cubierta crujiente sobre vegetales y pastas te recomendamos batir un huevo y una clara con pan rallado y extender la mezcla sobre las distintas preparaciones.
  • Condimentos dulces. El clavo de olor, la canela, la esencia de vainilla y el cardamomo.