La Actividad física

Caminar puede ser un buen ejercicio si se hace correctamente, es de intensidad moderada y accesible a casi todas las personas, cualquiera sea su condición física inicial sabe hacerlo, es seguro y no hay que trasladarse a un lugar específico para practicarlo. Se puede hacer sin un equipo especial, solo o acompañado, todo el mundo.
Además, se puede introducir en la vida cotidiana sin alterar las costumbres ni hábitos de las personas.

Beneficios de la caminata

Los beneficios corporales de realizar una caminata diaria de 30 minutos se traducen en beneficios cardiovasculares en cuanto a una menor frecuencia de infartos de miocardio, diabetes del adulto, accidentes cerebrovasculares e hipertensión arterial.

La actividad física moderada ha mostrado beneficios en la osteoporosis, la artritis y también efectos sobre el peso y los lípidos aunque más modestos. Además, es buena para la mente, ya que hay cierta evidencia de que el ejercicio moderado ayudarán en la depresión y en ciertos estados de ansiedad.