Recetas

Comer sano no tiene por qué resultar aburrido. Una cocina saludable no sólo consiste en una cuidadosa selección de los alimentos, sino también en aprovechar la estacionalidad de las verduras y las frutas, la diversidad de alimentos que tenemos a nuestro alcance. Variedad de cereales, incorporar semillas, granos, legumbres, etc.

Todos estos alimentos que además de caracterizarse por su gran sabor, son ricos en vitaminas, minerales, fibra y nutrientes esenciales para tu cuerpo.

Comer bien no quiere decir que debemos limitarnos simplemente a hervir o a asar los alimentos al horno. 

Cocinar de manera saludable requiere de una cierta creatividad. Con estas técnicas culinarias podrás preparar platos livianos, bajos en grasa ó bajos en sodio ó sin azúcar, con el agregado de semillas u alimentos que por ahí no estás acostumbrado a utilizar pero como resultado nos dan platos nutritivos, muy sabrosos y visualmente atractivos.

Aquí te dejo algunos secretos para que tu alimentación y la de tu familia sea rica, nutritiva y tentadora.